Seis lugares históricos para visitar en Puerto Rico

Nuestro pequeño terruño del Caribe ha servido de inspiración para muchos, quienes han bailado y cantado nuestra historia para que el mundo entero la conozca. Nuestro pequeño terruño del Caribe ha servido de inspiración para muchos, quienes han bailado y cantado nuestra historia para que el mundo entero la conozca.

¡Te invitamos a que te sumerjas con nosotros en un viaje a través del tiempo para conocer seis de nuestros lugares históricos que necesitas visitar!

1

Castillo Serrallés

$ $ $ $ | Sector El Vigia, P. De La Cruceta, Ponce, 00730

La mansión, que ha servido de escenario para grandes festividades y películas, fue construida entre el 1930 y 1934 para la familia Serrallés, quienes eran de los máximos productores de ron y azúcar del mundo. Hoy día, la mansión que decora una colina en Ponce, puede ser recorrida tanto por dentro y fuera; visitando no tan solo el interior del majestuoso castillo, sino también caminar por su Jardín Japonés  o subir a lo alto de la Cruceta de la Vigía  para disfrutar el Mar Caribe en todo su esplendor. El museo cuenta con una exhibición permanente y recorridos guiados, tanto en español como en inglés.

2

Yokahú Observation Tower

$ $ $ $ | PR-191, Río Grande, 00745

Reserva ahora

La torre, que fue construida durante la década de 1960 por el Dr. Frank H. Wadsworth, cuenta con 69 pies de altura desde los cuales se puede apreciar toda la costa y hasta las Islas Vírgenes. Así como 4 distintos bosques de la isla: Colorado, Tabonuco, Palma Sierra y el Bosque de las Nubes. Imponente y resistente, se mantiene como uno de los mayores atractivos en la aventura de conocer el Yunque; la primera parada y el inicio de una aventura dentro de nuestra reserva natural. Si deseas subir la torre, puedes hacerlo de miércoles a domingo de 9am a 4pm. 

3

Túnel Guaniquilla

Las Ruinas, Cam Buye, Cabo Rojo, 00623

En los terrenos montañosos de Cabo Rojo se encuentra un tesoro de nuestra historia, que cuenta la travesía de los ferrocarriles en Puerto Rico. Cuando la isla se movía por trenes, este túnel, construido en 1908, fue uno de los primeros en transportar pasajeros por nueve barrios y sectores del pueblo costero. Para llegar a la localización, sigue el camino de la Reserva Natural Punta Guaniquilla. Para visitar el Túnel, será necesario notificar al Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico. Ellos te darán consejos de cómo encontrar el túnel y caminar por la reserva.

4

Ruinas del Faro

Villa del Golf, Aguadilla Pueblo, Aguadilla, 00603

Desde el siglo 18, el Faro de Punta Borinquen se ha mantenido como uno de los spots emblemáticos de Aguadilla. El visitado lugar, sobrevivió el terremoto de 1918 y, aunque perdió gran parte de su estructura, se transformó en un lugar de belleza casi romántica. El océano que lo rodea y los pedazos de estructura que pintan un cuadro paradójicamente hermoso, conspiran para hacer de estas ruinas el lugar ideal para sacarse fotos, enamorarse un poco y vigilar, tal cual farero, el imponente mar que acuesta a dormir el sol.

5

Faro Punta Higüeras

PR-4413, Rincón, 00677

Si existe un símbolo de nuestra resiliencia como pueblo es el famoso faro de Rincón. El faro, que fue construido para cubrir el espacio marítimo entre Punta Borinquen y Morillos, ha pasado por dos destrucciones de las que tuvo que ser reconstruido a totalidad. Sin embargo, estos accidentes no le restan belleza al faro que decora la plaza que fue construida a su alrededor. Aunque su estructura es simple no deja de ser una imponente imagen histórica de nuestro país y que hoy es visitada por cientos de personas que buscan descubrir algún nuevo atardecer o, si la temporada lo permite, ver alguna ballena saltar por el mar que le acerca. 

6

Parque Ceremonial Indígena de Caguana

$ $ $ $ | Carr. #111 Km. 12.4, Utuado, 00641

Uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del Caribe data aproximadamente del año 1200 A.C y se encuentra en Utuado. El mismo, que fue descubierto en el siglo 20, carga gran parte de la historia de nuestros Indios taínos y que hoy, puede ser revivida por nosotros al visitarlo. Comienza con una visita al museo, un documental que resume la historia de los taínos y termina con una caminata llena de jeroglíficos, belleza natural y diez bateyes. 

Aquel que no conoce su historia…

Saber de dónde venimos nos ayuda a entender hacia dónde vamos. Como puertorriqueños, conocer nuestra historia, debe ser materia prioritaria. Y con lugares históricos tan hermosos como estos, ir a la escuela nunca fue tan divertido.